El Instituto Cervantes utiliza cookies propias y de terceros para facilitar, mejorar y optimizar la experiencia del usuario, por motivos de seguridad, y para conocer sus hábitos de navegación. Recuerde que, al utilizar sus servicios, acepta su aviso legal y su política de cookies.

IC SYDNEY

El Blog del Instituto Cervantes en Sídney

[Biblioteca] Sobre el título de un libro

En el anterior “post” de Natalie ya nos avanzaba este: En cuanto a Rosa Montero y La hija del caníbal: he empezado, he leído un capítulo; todavía no me encanta pero voy a perseverar.


La hija del Canibal de Rosa Montero¿Para que sirve el titulo de una obra? En la música, que es mi campo, la pregunta se hace de otra manera: ¿Necesita la obra un título o no? Hay tantas opciones genéricas, como ‘sinfonia’ y ‘concierto’, ‘obertura’ y ‘suite’; pero los libros no se  titulan ‘Novela no. 8’. Inventar el título es parte del trabajo del autor; puede hacerse en cualquier momento – antes de ponerse a escribir, después de poner el último punto… Pero un libro no se pública sin título.

Y como el título se lee antes de la novela, es normal que el lector espere de él alguna pista para saber de que trata el libro. Pero en este caso no. La novela se llama ‘La Hija del Caníbal’.  Es verdad que el padre de la narradora había cometido un acto de canibalismo – es decir, un supuesto acto de canibalismo, después de un desastre. Pero el padre sale en unas quince páginas de un libro de 307 páginas. La novela se presenta como policíaca: el marido de la narradora desaparece secuestrado de los aseos de un aeropuerto. El Padre-Caníbal no tiene nada que ver con el secuestro. La narradora naturalmente se preocupa mucho de la suerte de su marido – durante el primer tercio de la novela. Es su relación con sus vecinos – un anciano de 80 años y un muchacho de unos 20 –  la que domina el resto del libro. El anciano les cuenta la historia de su vida – que tampoco tiene nada que ver con el secuestro – y el joven se hace amante de la narradora. Lo del secuestro pierde todo su interés y cuando al final la autora tiene que solucionarlo, es lo que molesta al lector. Los últimos capítulos cuentan una conversación entre la narradora y su padre – una reunión después de muchos años de desafección – sin abordar el tema del canibalismo. Y todo el libro se revela en este momento como el recuento del desarrollo emocional de la narradora, una fábula de descubrimiento personal de la parte de una mujer que a mí no me había gustado mucho desde el principio…


Natalie Shea

Comparte esta entrada

Twitter Facebook Google+ LinkedIn Del.icio.us Tumblr Del.icio.us

Deja un comentario

  • Twitter
  • Facebook
  • RSS
Instituto Cervantes en Sídney

Instituto Cervantes de Sídney

22-24 City Road
Chippendale
NSW 2008
Sydney
Australia

Categorías │Categories

Calendario

octubre 2013
L M X J V S D
« sep   nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
© Instituto Cervantes 1997-2018. Reservados todos los derechos.